El juego de la realidad

Esta semana les traigo un pequeño relato que he elaborado con mis humildes palabras, solo para compartir con todo el que pueda necesitar otro punto de vista.

Juego de la vida

En mi mente, la vida era algo serio, algo duro pero que puede ser fácil o no depende de la situación en la que estemos, era un camino de ida en el cual tendríamos que tomarnos las cosas con mucha responsabilidad, actuando como buenos adultos que somos en el momento tan esperado en el que cumplimos 18; pero, con el pasar de los años, me he dado cuenta de que la vida es un juego, espero no se malinterpreten mis palabras, no quiero referirme a la vida como algo ínfimo que no requiere esfuerzo ni importancia, sino todo lo contrario. La vida en mi humilde opinión es un juego pero en el mejor sentido del concepto, lo que quiero decir con esto es que puede ser sencilla aveces, pero también difícil, puede ser alegre pero también triste, divertida y culta, intensa e inesperada, rápida pero lenta, la vida es un mar de todo pero a pesar de todo eso que puede ser, lo mas importante es que es un REGALO.

Por este concepto personal antes expresado, es por el cual no pienso en vivir día a día la vida, sino que quiero jugar el juego de la vida, pero no lo quiero jugar con trampas, sino con todas sus reglas, con sus dificultades y recompensas, y por supuesto, con sus enigmas, pero si estoy seguro de una cosa, Yo quiero seguir jugando cada mañana dando el 100% de mi, que el mundo me recuerde como un jugador amigable, que siempre estaba dispuesto a brindar una mano amiga, alguien que trataba siempre de ser valiente y perseverante; ese quiero ser, y quiero compartir siempre mis experiencias con todo el que las pueda necesitar, porque en este juego de lo único que podemos estar seguros es de que vamos a caer una y un millón de veces, pero lo importante es levantarse, limpiarse el polvo y como buen protagonista de nuestra historia, seguir jugando.

Lo mas interesante en mi opinión sobre este maravilloso juego de la vida, es que tenemos y tendremos siempre infinitos caminos que podemos tomar en cualquier momento, solo debemos tener la voluntad y el valor de luchar por nuestros sueños con la fuerza de un león y la audacia de un zorro, porque cada decisión traerá consigo dos maletas, una llena de ventajas y otra de desventajas, y con esas herramientas tendremos que jugar. Recuerden que de los cobardes no se ha escrito nada, y yo personalmente creo en los valientes que habitan dentro de cada uno de nosotros, esas personas que se levantan a trabajar duro cada mañana, y se duermen tarde cada noche; aunque les quiero pedir una cosa mas antes de que estas palabras se pierdan en los miles de millones de bytes que tiene nuestra gran internet, les quiero pedir, que hagan lo que hagan, decidan jugar todos los días este gran juego o no, lo tengan en modo fácil o en modo difícil, quiero pedirles que disfruten el viaje, que se detengan a observar al menos 5 minutos cada día en donde están parados y lo que han logrado hasta entonces, que miren sus metas desde ahí y las abracen con fuerza, pero siempre den gracias a ustedes mismos y a la energía por todo lo que han alcanzado; y no dejen de disfrutar, el camino es largo y duro pero por supuesto que las vistas siempre son geniales.

Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: